martes, 25 de mayo de 2010

LOS SUSTITUTOS


Los sustitutos (The Surrogates)
USA
2009
Director: Jonathan Mostow
Reparto: Bruce Willis, Radha Mitchell, Ving Rhames, Rosamund Pike, Michael Cudlitz, Boris Kodjoe, Valerie Azlynn, Jack Noseworthy, Rachel Sterling, Stream, Jordan Belfi, James Francis Ginty, Michael O'Toole
Guión: Michael Ferris, John D. Brancato
Fotografía: Oliver Wood
Música: Richard Marvin



En un futuro cercano (o realidad alternativa, ya que los hechos narrados pueden perfectamente haber ocurrido a principio de los años 90) la humanidad utiliza robots (llamados sustitutos) para vivir su vida fuera de su casa, mientras ellos los controlan desde un sillón. Cada uno puede tener el aspecto que desee, aunque eso hace que lo poco que quedaba de humanidad se pierda.
Pero un asesinato hará que el agente del FBI Tom Greer se vea obligado, cuando su sustituto es destruido, a salir de su casa para continuar con la investigación, haciendo que descubra realmente en que se ha convertido su vida.



Adaptando una novela gráfica con guión de Robert Venditti y dibujo de Brett Weldele,
Jonathan Mostow, director de "Terminator 3", "Breakdown" o "U-571", nos enseña el peligro que tiene la dirección que está tomando el mundo, donde es fácil encontrar las evidentes similitudes entre la realidad que internet ofrece a muchos en la actualidad con una situación en que ya ni siquiera saldremos de nuestra habitación, salvo para comer o ir al baño, en un total abandono del contacto con los demás.
Este dilema moral es el que el personaje de Willis, Tom Greer lleva planteándose desde hace un tiempo, en el que ha estado viviendo una vida cómoda desde su sillón, pero triste y apagada.
El hecho de que posiblemente lleve años sin ver a su esposa real, que no sale de su cuarto, es la señal para Greer de que algo no funciona.

Todo estas dudas le sobrevienen cuando Greer tiene que descubrir a un asesino que con un arma desconocida está matando a sustitutos y a los humanos que están trás ellos. El agente del FBI tendrá que meterse en las reservas, zonas especiales donde los humanos que no quieren o no pueden costearse un sustituto viven como en una especie de comuna hippi. En una de estas reservas se esconde el asesino.



El gran fallo de "Los Sustitutos" fue sin duda su campaña de promoción. En ella la película aparecía como lo que no era. Uno al ver uno de sus trailers pensaba que al ir a verla se encontraría con un film de acción con Bruce Willis maldiciendo a los robots y rompiendo cabezas, y claro, la película es todo lo contrario.
Con apenas dos escenas de acción (muy espectaculares, eso si), "Los sustitutos" es realmente una historia de investigación, una especie de cine negro pero en un futuro algo cambiado. Unos continuos giros en el guión así lo confirman.
Pero más allá incluso que eso, es una película de ciencia ficción con muchos dilemas, preguntas y pocas respuestas. Los mejores momentos de la misma es sin duda la relación que el protagonista mantiene con su mujer, con los diálogos más logrados de la cinta.

Y es que realmente la trama que sirve como motor de la película, como en las viejas películas del cine negro, no es que importe mucho, es solo la chispa que sirve como detonante para todo lo demás, lo que más nos interesa.

Si encima en el reparto nos encontramos con un Bruce Willis que sabe aguantar el tipo en este tipo de cine, y sobre todo con la guapa Radha Mitchell en un papel inmerso, la cosa no puede ser mejor.



Obviamente, creo que con un director con un poco de más talento la película podría haber sido muchisimo más, pero se mantiene en un nivel aceptable y tiene aciertos, aparte de estar rodada de forma muy original con algunas escenas usando gran angular, algo ya poco usado en el cine, aunque por desgracia, la mayoría del publico se quedó solo con el peluquín que usaba el sustituto de Bruce Willis.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 7
AMBIENTACIÓN: 6
DIRECCIÓN: 6
ACTORES: 7
MÚSICA: 6

MEDIA: 6.4

miércoles, 12 de mayo de 2010

3 DIAS


3 Dias
2008
España
Director F. Javier Gutiérrez
Reparto Víctor Clavijo, Mariana Cordero, Eduard Fernández, Daniel Casadellá, Ana de las Cuevas, Elvira de Armiñán, Juan Galván
Guión F. Javier Gutiérrez, Juan Velarde
Música Antonio Meliveo
Fotografía Miguel A. Mora



Las autoridades mundiales anuncian que en tres días, un meteorito chocará con la tierra, llevándose por delante toda vida humana.



Con esta idea inicial nace "3 Días", una película rodada en Sevilla.
Pero su director, F. Javier Gutierrez, en vez de centrarse, como harían en una producción norteamericana, en evitar el fin de la humanidad, lo que hace es contarnos la historia de un don nadie.
Alex es un joven perdedor que vive con su madre haciendo chapuzas para poder sobrevivir. Cuando la ONU anuncia la noticia de la llegada del meteorito, Alex se prepara para recibirlo acostado en su camastro, bebiendo y escuchando música, sin importarle mucho su cercana muerte.
Pero todo cambiará cuando los presos de una cárcel cercana escapan. Entre ellos se encuentra un asesino psicópata que tiene una cuenta pendiente con el hermano mayor de Alex. Pero este se encuentra fuera de Espala de viaje con su esposa, y a la madre no le quedará otra que prepararse para proteger a su cuatros nietos, con la ayuda, casi obligado, de Alex.



Premiada como mejor película en el Festival de Malaga del 2008, "3 dias" auna de forma lograda varios géneros, desde el fantástico, pasando por el cine de catástrofe, el thiller, el western o el drama.
Con un reducido presupuesto, se logra una decente puesta en escena, con una fotografía oscurecida en ocasiones y polvorienta en otras.
No creo que se halla (ni se vuelva a hacer) tratado un argumento como este en el cine español, y solo por eso se merece un visionado.
Y aunque no podríamos esperar ver muchos efectos especiales, creo que lo puesto en escena logra resolver con cierta dignidad los problemas que presentan el libreto para que el espectador lo pueda visualizar de una forma ingeniosa.



Obviamente, el asunto del meteorito es realmente secundario, más allá del macguffin que sirve para que los sucesos arranquen.
En una época no definida, aunque parece finales de los años 70 en el sur de España, se prepara una trama que convulsiona en un desenlace violento y desgarrador, que seguramente a nadie dejará indiferente, tanto a favor como en contra.

Todo ello gracias en parte a un atinado reparto, desde una sufrida Mariana Cordero, un "pasota" Victor Clavijo, o un enigmático Eduard Fernández.



En su conjunto es una notable propuesta nacional, un nuevo punto de vista del fin del mundo, y una demostración que con talento y ganas se puede hacer buen cine.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 7
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 7
ACTORES: 7
MÚSICA: 6

MEDIA: 6.8

viernes, 7 de mayo de 2010

Trailer "Los mercenarios"



Vuelven...

miércoles, 5 de mayo de 2010

MAX PAYNE


Max Payne
2008
USA
Director John Moore
Reparto Mark Wahlberg, Mila Kunis, Beau Bridges, Ludacris, Chris O'Donnell, Donal Logue, Amaury Nolasco, Nelly Furtado, Olga Kurylenko
Guión Thomas H. Fenton, Shawn Ryan, Beau Thorne
Fotografía Jonathan Sela
Música Marco Beltrami, Buck Sanders




Max Payne es un atormentado oficial de policía de la la ciudad de Nueva York, por el asesinato de su esposa y su bebe hace un año, un crimen no terminado de resolver al no encontrar al asesino.

Adaptación del juego "Max Payne" verdadero mito que arrasó en el año 2001.
Era una aventura de acción que se intercalaban con escenas de viñetas que iban cortando la historia.
La principal novedad era que añadía por primera vez el bullet time (tiempo bala), que consistía en que por unos leves segundos los rivales se ralentizan, pudiendo el héroe hasta esquivar las balas que les disparaban. Aunque muchos piensan que esto estaba basado en Matrix, realmente en quien estaba basado era en las películas coreanas de John Woo, ya que cuando se estrenó Matrix en los cines el juego ya estaba en su ultima fase de creación.
"Max Payne" fué un autentico éxito tanto en el PC como en varias consolas, y siete años después llegaba su adaptación a la pantalla grande.



Max Payne es un oscuro y silencioso policía de oficina con una vida triste. Por la noche se dedica a patearse las calles buscando al autor del asesinato de su esposa y su hijo hace un año.
Payne logra encontrar una pista que lo lleva hasta lo que parece ser la resolución de encontrar y cazar al que acabó con su familia, pero para ello tendrá que bajar hasta los infiernos de la ciudad, y perderá en ese viaje la poca cordura que le quedaba.



Con algunos cambios en el guión, manteniendo la esencia pero modificando parte de la trama y los personajes, el director John Moore supo, por lo menos, añadirle la estética que cautivó a los que jugamos al videojuego. Con colores apagados, en una ciudad siempre nevada y sucia, y casi siempre en escenarios nocturnos, acompañamos a Max Payne por los suburbios de la ciudad.
Le seguirá la pista a un extraño asesino, todo ello enlazado con una droga de diseño y unos fantasmagoricos demonios alados...



Además de la ambientación, por lo menos el personaje protagonista, Max Payne, recuerda bastante al antiheroe de los pixeles.
Y eso que Mark Wahlberg no es precisamente un dechado de interpretación, pero no hace falta mucho para llevar a la pantalla a un hombre atormentado como Payne.
Junto a Wahlberg, nos encontramos con Mila Kunis como una asesina profesional rusa. Cuando su hermana (una espectacular Olga Kurylenko) es descuartizada, ella decide unirse a Payne, ya que todo parece indicar que siguen al mismo hombre.

Aunque uno podría esperar continuas escenas de acción, he de decir que realmente solo hay tres o cuatros enfrentamientos, aunque eso si, son bastantes espectaculares, usando un par de veces el ya nombrado tiempo-bala.
Usados como momentos cumbres, la mayor parte de la película se desarrolla como una cinta de investigación, una especie de cine de detectives en el siglo XXI.

Por todo ello, la cinta, aunque funcionó relativamente bien en taquilla, recibió muy malas criticas. Ni los aficionados al videojuego en la que se basaba se quedaron contentos, ni tampoco el publico de los cines en general soltaron muchas bondades de ella.



Realmente, no es tan mala.
Es solo entretenida, con una gran puesta en escena, al igual que la fotografía, y una decente adaptación del videojuego.
Esperar más es pedir demasiado...pienso yo.
Por cierto, la escena que se ve tras los creditos finales dejaba la puerta abierta para una segunda parte, que ya veremos si llegamos a verla alguna vez.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 4
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 6
ACTORES: 5
MÚSICA: 5

MEDIA: 5.4