martes, 22 de junio de 2010

MUCHA SANGRE


Mucha Sangre
2002
España
Director: Pepe de las Heras.
Reparto: Paul Naschy (Vicuña), Rodolfo Sancho (Choro), Txema Sandoval (Cortaojos), Isabel del Toro (Icíar), Julio Campos (Tiojuan), Carlos Lucas (Loco).
Guión: Ramón Heres y Pepe de las Heras.
Fotografía: Pablo Hernández
Música: Abel Jazz


Autentico festival de cascarria gore, acción desenfrenada, comedia enloquecida y sobre todo sangre, mucha sangre.



Dos presos escapan de la prisión de alta seguridad de Torre Bruno en Almeria.
Uno es el Choro, un heavy pacifista pero experto en Boxeo, y el peligroso Cortaojos, asesino psicópata.
Ambos deciden unir esfuerzos para ir a a cobrar una deuda del Cortaojos con su antiguo socio Vicuñas.
Antes pasan por el garaje de TioJuan para dejar a la chica a la que han secuestrado para poder escapar de la prisión, y amarse hasta los dientes para ir al bar que gerenta Vicuñas.
Pero después de matar al susodicho deudor y a toda su banda, descubren que ocurre algo raro, ya que vuelven a revivir como si no les hubiera pasado nada...

Debút del director Pepe de las Heras, en un cine que une humor español rancio, gore, y homenajes, muchos homenajes al cine en general.
Partiendo de unos personajes estirados hasta más no poder, destacan sobre todos el de Cortaojos (Txema Sandoval), un cateto típico de la España rural (tanto en la mentalidad como en el vestuario), con una fijación en cortarle los ojos a cualquiera que pille por delante.
Tambien luce el TitoJuan que es un es viejo verde, vestido con una camiseta y una bufanda del Betis.
O Vicuñas, representado por Paul Naschy, antiguo socio de Cortaojos, y con una extraña predisposición a sodomizar a todo hombre que pille por su local..



Con una historia simple pero efectiva para lo que busca su director, que tiene sus raíces en los sucesos de Palomares en el año 1966 cuando dos bombas atómicas cayeron en la playa, y Fraga fue allí a bañarse para demostrar que no había peligro.
Poco a poco vamos descubriendo que no fueron dos bombas atómicas lo que se estrellaron en las aguas de la España Franquista.

No se puede negar sin duda que "Mucha Sangre" no es un cine apto para todos los publico. Olvidese de verla con su mujer/novia o madre.
Lo ideal es quedar con unos cuantos colegas, y prepararse con unas cuantas cervezas para el espectáculo que uno está por ver.



Quizás realmente lo más extraño del visionado es que las partes que supuestamente deben de causar risa dan bastante penitas, ya que los gaggs son muy ridículos y con poquita gracia (sobre todo unos que se repiten con un policía), en cambio, son los momentos gores los que les sacara la sonrisa a más de uno, por su exceso en todo los sentidos. Mítico sobre todo es CortaOjos con una sierra mecánica...
Aparte, la película se desmarca con un par de tiroteos estilo John Woo, pero a lo español.
Y entre tantos otros homenajes, no podemos dejar de pasar por alto los que se les hace a Tarantino, o hasta al mismísimo Terminator.

Como era de esperar, la película en España fué un total fracaso, masacrada además por la critica en todos sus aspectos.
Una pena porque este tipo de cine, hecho para entretener, sin ápices de comercialidad, se merece algo más como mínimo por su total falta de complejos.
Aparte, que si decides decir que es una mierda, puede ser que te encuentres con CortaOjos.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 7
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 5
ACTORES: 5
MÚSICA: 5

MEDIA: 5.8

lunes, 7 de junio de 2010

INQUISICIÓN


Inquisición
1976
España
DIRECTOR Paul Naschy
REPARTO Paul Naschy, Daniela Giordano, Mónica Randall, Juan Luis Gallardo, Ricardo Merino, Antonio Isbert, Antonio Iranzo, Antonio Casas, Julia Saly, Eduardo Calvo, Loretta Tovar, Eva León, Tota Alba
GUIÓN Paul Naschy
MÚSICA Máximo Barratas
FOTOGRAFÍA Miguel Fernández Mila



SINOPSIS: En la Francia del siglo XVI, el Gran Inquisidor Fossey en su ciega lucha contra los supuestos herejes, apóstatas y adoradores de Satán, no duda en perseguir sus objetivos y utilizar las más crueles e inimaginables torturas para satisfacer sus más perversos instintos y conseguir el favor de los poderosos. La aparición de la bella Catherine, acusada de brujería, trastocará involuntariamente los planes del Inquisidor. Éste, desbordado por su pasión amorosa hacia la muchacha, empezará a actuar de una manera que le comportará las peligrosas antipatías de sus antiguos aliados



La Inquisición no se puede dudar que fue una de las grandes lacras de la humanidad (una de tantas, por otro lado). Usando como escusa la religión, se cometieron atrocidades y salvajes torturas, la mayoría de ellas que acaban siempre con la muerte del supuesto brujo.

Con todo ello, Jacinto Molina (Paul Naschy), preparó un guión. Por desgracia, no logró encontrar a nadie que lo dirigiera, y no le quedó otra que ser él mismo el director de la película, estrenándose como realizador, y por consiguiente sin verdadera experiencia en semejante empresa.



En un primer (o desganado) visionado uno puede quedarse solo con los desnudos varios, o con lo erótico de ver las torturas de hombres encapuchados a bellas jóvenes, haciendo que rápidamente se deseche el producto haciéndolo pasar por una del destape y poco más, siendo esto totalmente alejado de la realidad.
Y es que si uno rasca más allá de la superficie, puede ver muchos matices en esta historia, basada ligeramente en un hecho real.
Desde la condición humana, caníbal hasta el limite. Basta la declaración poco fiable de una niña de 10 años sobre una fantasía para que se torturara y se matara, con el único fin de lograr que el hereje confesara, dando por hecho que no había ningún tipo de juicio para clarificar la inocencia de los acusados.
En una época en que la peste mataba a miles de personas, los gobiernos solo encontraron la solución en echarle la culpa al mismísimo Diablo, y por ende a los perdidos que hacían tratos con ellos.



Las principales virtudes de "Inquisición" son el cuidado puesto tanto en los decorados como en el vestuario, logrando una acertada recreación histórica.
Sus momentos de delirios, en los que la protagonista "viaja" al Sabath para adorar al Diablo, tienen una hipnótica belleza.
Quiero también detenerme en que Naschy decidió dejar todo el mundo de las brujas en un estado muy indefinido, ya que el espectador no sabe si realmente ocurre en la realidad la magia negra o solo en la mente de las brujas.
Quizás la respuesta está en el personaje del sanador, cuando da su opinión sobre dicho asunto.

En resumen, estamos ante el debút de Naschy tras la cámara, que no pudo ser mejor, ya que esta película no dejará indiferente a nadie, para lo bueno y para lo malo.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 8
AMBIENTACIÓN: 8
DIRECCIÓN: 7
ACTORES: 6
MÚSICA: 7

MEDIA: 7.2