domingo, 9 de enero de 2011

Quantum of Solace

Quantum of Solace
2008
Inglaterra
Director: Marc Forster
Reparto: Daniel Craig, Judi Dench, Olga Kurylenko, Mathieu Amalric, Jesper Christensen, Joaquín Cosio, Jeffrey Wright, Giancarlo Giannini, Gemma Arterton, Fernando Guillén Cuervo
Guión: Robert Wade, Paul Haggis, Neal Purvis
Fotografía: Roberto Schaefer
Música: David Arnold

Después del éxito y de la buena película que fue Casino Royal, Craigh volvía a ponerse en el papel de Bond en esta inmediata continuación de la anterior.

Enfrascado en una venganza , Bond se toma esta misión de descubrir quien está detrás de la organización Quantum como algo muy personal (supuestamente fueron ellos los culpables de la muerte de su amada en Casino Royal), y se dedica a matar a todo el que pilla por delante.
Y ese es el mayor problema de esta Bond 22.
La cinta abandona cualquier parecido con la saga del agente secreto, y se convierte en una película de acción al uso, como una peligrosa "copia" de Bourne.
Su director por no dejar, no deja ni guión, ni trama ni realidad, y todo es una sucesión de escenas de acción encadenadas entre sí por una inexistente linea argumental.
Aparte, uno de sus mayores fallos es que si no has visto Casino Royal, es imposible que entiendas nada, ya que el director ni se digna en ofrecerte un resumen para situarte ni nada.
Tendremos pues que tratar este "Quantum of Solace" como una de tiros más, olvidándonos que es una de Bond.
Obviamente, va a perder mucho encanto...

Como película de acción, se deja ver.
Pese a que su alocado montaje, con una sucesión de planos llevados a la exageración, hace algo "mareante" su visionado, no se le puede negar que entretiene.
Pero poco más, la verdad.

Se nota mucho que es una producción con un presupuesto desbordante, y eso permite a su director crear escenas bastantes impactantes.
Por desgracia, uno al final se acaba dando cuenta de que casi todo es puro relleno...
Y aunque en Casino Royal también había acción y luchas a raudales, hay que recordar que de escenario para ello se utilizaba una historia bien creada y desarrollada, algo de lo que adolece este nuevo Bond.

Por cierto, cosa curiosa, la película fue un autentico boom en los cines, dejando bien claro que al publico palomitero les gusta el nuevo enfoque.

No puedo decir yo lo mismo, ya que durante toda la película no he tenido la sensación de estar viendo una de Bond.
Espero que, venganza ya pasada, el próximo Bond sea algo más "clásico" con el personaje.

Bueno, mejor esperar primero a ver si ese "Bond 23" se acaba rodando...

Y no quiero terminar esta reseña sin citar el pequeño papel de Fernando Guillén Cuervo en la película como un militar corrupto, que ya puede contarle a sus nietos que a él lo mató James Bond...

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 3
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 4
ACTORES: 6
MÚSICA: 6

MEDIA: 5,2