sábado, 4 de junio de 2011

TUNO NEGRO

Tuno Negro
2001
España
Director: Pedro L. Barbero, Vicente J. Martín
Reparto: Silke, Jorge Sanz, Fele Martínez, Maribel Verdú, Eusebio Poncela, Patxi Freytez, Enrique Villén, Rebecca Cobos, Sergio Pazos, Montse Mostaza, Marián Aguilera, Carla Hidalgo, Javier Veiga, Paca Gabaldón, Alexis Valdés
Guión: Pedro L. Barbero, Vicente J. Martín
Fotografia: Carlos Suárez
Música: Roque Baños


SINOPSIS    Un psicópata asesino se infiltra en la tuna universitaria de Salamanca y elige sus víctimas a través de internet. Con la noche y la juerga desmadrada como cómplice, el "Tuno Negro" comete sus crímenes con una pauta simple: morirán aquellos que sean los peores estudiantes de cada clase. El último no pasará de curso, ni tendrá la opción de repetir...




Vamos desde un principio a ser honrados, venga.
Tuno Negro es una película mala. Mala no, malisima.
Pero tiene algo que la convierte en entretenida, y es que sobre todo, ni ella misma se toma en serio.
Tardía recreación de las películas de terror norteamericanas donde un asesino va matando uno a uno a una panda de adolescentes/jóvenes.
¿Como se podría trasladar esto al cine español?.
Fácil, nos vamos a la Universidad de Salamanca (llena de jóvenes) y de asesino ponemos un Tuno, añadiéndole un adjetivo (negro mismamente).
Y es que ya de por sí los Tunos producen terror.
No se puede negar que la idea de un Tuno asesino es bastante curiosa, pero no olvidemos que la película se va a reír de todo dios, así que para empezar, ¿que mejor que para los papeles de universitarios poner actores que claramente pasan la treintena?.
Verdú, Sanz y hasta Silke precisamente veintipocos no aparentan...
Para colmo, de pareja de policías ponemos una copia de Harry el sucio (Villén impagable, atención a su momento final en la catedral) y a un pipiolo recién salido de la academia y casi más joven que los estudiantes.




De todas formas, nada es comparado al desaguisado del guión.
Sobre todo hay un aspecto que resulta fascinante, y no es otro que la utilización del ordenador, y del intenet, que hacen los guionistas para que la película avance.
Para ello, se permiten licencias como que los ordenadores se enciendan solos, ya conectados directamente a la red.
Con dos cojones...
Tampoco se queda atrás cuando se descubre quien es el asesino.
Uno empieza a rememorar los asesinatos, y ve que es imposible lo que nos quieren contar.

Otra joya de la película es sin duda la actuación de su protagonista, Silke.
En especial, su total falta de expresión facial, y su horrenda vocalización.
Y eso que normalmente tengo echo ya el oído al mal sonido o las malas vocalizaciónes españolas (que por lo visto, aquí es una clase que no se estudia en interpretación, supongo).
Pero lo de Silke en esta película es exagerado.
Si a ello le unimos que es incapaz de entonar de forma diferente en toda la película, hace que sus diálogos sean una especie de lengua muerta.

En su lado positivo, su fotografía es seguramente lo mejor, con un bella Salamanca.
También el personaje del asesino, el Tuno Negro, está bastante conseguido, con un machete la mar de "tuneado" (perdón por el chiste fácil).
Ojo a la historia del origen del Tuno Negro, que la verdad es que es de lo mejor del flojo guión.



Pero sobre todo, lo mejor de la película es que a los pocos minutos descubres que nada tiene ni pie ni cabezas, que no hay investigación policial seria, y que todo se reduce a ver como el susodicho Tuno Negro mata a todo el que pilla por delante.
Si te das cuentas pronto de eso, la cosa se pone entretenida, y hace que pases la próxima hora riéndote.
Claro, lo malo es que muchos se creen que esto es una cosa seria, y así es difícil pillarle el punto.
Yo la recomiendo para una tarde tristona.

Como últimos datos sobre la película, decir que fue una de las producciones españolas que hizo más taquilla en el cine de aquel año, y sobre todo, las malisimas criticas que despierta en todo en el que la ha visto. Seguramente que no encontraras a nadie que te diga que le gustó.

Posdata: Ojo a las dos canciones que aparecen en los créditos del final, "Tú no, negro" y "Tuno bueno, Tuno muerto".
Por si alguien no había pillado de que iba la cosa...

PUNTUACIÓN:
 
HISTORIA: 1
AMBIENTACIÓN: 6
DIRECCIÓN: 2
ACTORES: 3
MÚSICA: 6
 
MEDIA: 3.6