domingo, 28 de junio de 2009

sábado, 20 de junio de 2009

JUSTINO, UN ASESINO DE LA TERCERA EDAD


Justino, un asesino de la tercera edad
1994
España
DIRECTORES Santiago Aguilar, Luis Guridi
REPARTO Saturnino García, Carlos Lucas, Marta Fernández-Muro, Juanjo Puigcorbé, Alicia Hermida, Carmen Segarra, Francisco Maestre, Concha Salinas, Carlos de Gabriel, Alicia Sánchez
GUIONISTAS Santiago Aguilar, Luis Guridi
MÚSICA José Carlos Mac
FOTOGRAFÍA Flavio Martínez Labiano



Justino es un puntillero de una plaza de toros obligado a prejubilarse con 62 años después de toda una vida dedicada a su trabajo.
Justino vive con su hijo y la mujer de este, que por desgracia pasan bastante de él.
En su primer día de jubilado, es un hombre aburrido y sin nada que hacer.
Pero esa misma noche, Justino descubre una nueva afición que le volverá a hacer sentirse vivo; Hace lo que mejor sabe, pero en vez de a los toros, mata a personas, comenzando con su hijo y su nuera.



Autentica rareza del cine patrio, Justino es una historia independiente, rodada en blanco y negro por una simple cuestión de economía de guerra. Pero esa impactante fotografía es la que nos hace recordar el buen cine de comedia negra en españa, que tiene en la excepcional "El Verdugo" la cúspide del genero.

Partiendo de una idea bastante surrealista, y que parodia a los asesinos en serie, la historia es la de un anciano que frente a su alejamiento de la sociedad a su llegada a la jubilación, decide "apuntillar" a todo el que pille por delante, no se sabe muy bien si por dinero, por diversión, o por simple locura.



Obviamente, la película muestra mucha critica social sobre el abandono de la mal llamada tercera edad. Y es que la mayoría de los personajes que no son ancianos, son solamente un compendio de tópicos y de mentalidad fría e impersonal (desde el hijo de Justino, como su nuera, pasando por las quiosqueras hasta el dueño de la plaza o los policías). Solo podríamos salvar al personaje de la agente social, aunque su cuadriculada mente la hace estar también bastante alejada de la realidad, pese a sus buenas intenciones.


Es el trabajo de los actores principales (Saturnino Garcia como Justino y Carlos Lucas como Sansoncito) en donde reside que la película termine de funcionar, ya que cada uno logra darle bastante "credibilidad" a sus personajes, credibilidad entre comillas, claro, ya que la cinta en general está bastante pasada de rosca, y lo que menos puedes hacer es tomártela en serio.

Uno de los aciertos sin duda es que pese a que Justino no para, por normal general se insinúa más que se enseña, logrando aún mucho más misterio y encanto en los asesinatos.




Como ya decía, la cinta fue rodada en muy pocos días, sin permisos para rodar en los exteriores, y casi como una película amateur, y sin saber muy bien los directores si iban a estrenarla, o si directamente intentarían vendérsela a una televisión.
Por suerte, el boca a boca hizo un buen trabajo, y si bien no fue un gran éxito, si les valió para que por lo menos no les hiciera perder mucho dinero.

Eso si, con el paso de los años, "Justino, un asesino de la tercera edad" está ganando cada vez más fama entre los cinéfilos, y supongo que en breve será considerada una obra maestra.



Virtudes no le falta, sin duda, y si no la conoces, ya tardas en descubrir que tu abuelo puede esconder un fatal pasatiempo...


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 8
AMBIENTACIÓN: 8
DIRECCIÓN: 8
ACTORES: 9
MÚSICA: 8

MEDIA: 8.2

miércoles, 10 de junio de 2009

sábado, 6 de junio de 2009

¿QUIÉN PUEDE MATAR A UN NIÑO?


¿Quién puede matar a un niño?
1976
España
DIRECTOR Narciso Ibáñez Serrador
REPARTO Lewis Flander, Prunella Ransome, Miguel Narros, María Druille, Lourdes de la Cámara, Roberto Nauta, Javier de la Cámara, María Luisa Arias, Marisa Porcel, Juan Cazalilla, Luis Ciges, Antonio Canal, Aparicio Rivero, Fabian Conde, Roberto Naurdan
GUIÓN Narciso Ibáñez Serrador & Luis Peñafiel (Novela:"El juego de los niños" de Juan José Plans)
MÚSICA Waldo de los Ríos
FOTOGRAFÍA José Luis Alcaine



Narciso Ibáñez Serrador, además de crear el famoso "Un, Dos, Tres" y otros programas de televisión, es también realizador de cine. Dos son sus películas, "La Residencia"(1969), y la que nos ocupa hoy, "¿Quien puede matar a un niño?"(1976). También ha realizado largos para la televisión a lo largo de los años, pero no fueron estrenados en el cine.



Después de lograr arrasar en las taquillas con su anterior película, Serrador se toma su tiempo para su siguiente trabajo en el cine, y ultimo, hasta la fecha. Pese a no llegar a llenar los cines como unos años atrás, la cinta fue bastante bien, y con el paso de los años ha ido ganando la categoría de obra maestra, y para algunos es la cúspide del cine de terror español.



Siete minutos de créditos son los que abren la película. En ellos, por medios de imagenes reales, vemos las atrocidades que las guerras producen en la población, y sobre todo que los mas dañados son los más débiles, los niños. Unos duros primeros minutos que hicieron que fueran censurados en muchos países, tanto ese prologo como la película en sí.
¿Cual es el motivo de que el director nos "machaque" con esa metralla inicial?. Ni más ni menos que empezar a darle una "explicación" a lo que vamos a ver durante el metraje de la película.

Una pareja de turistas ingleses llega a Bellavis, una localidad costera en el sur de Andalucia, con la idea de estar unos días de vacaciones en Almanzora, una isla cercana, en la que solo existe un pequeño pueblo de menos de doscientas personas, y que por no haber no hay ni teléfono con Bellavis. Solo es posible llegar a ella tras un largo viaje en barco de cuatro horas, que un par de días a la semana recorre el cartero para llevar el correo.



Al llegar a Almanzora, comenzaran a presentir que ocurre algo en el pueblo. Solo se ven algunos niños que corretean de un lado para otro, pero casi en su totalidad las casas están vacías y no hay nadie por las calles.
La realidad de lo que pasa la descubriran al poco de estar allí; hace un par de días, los niños del pueblo comenzaron a matar a los adultos, como si de un macabro juego infantil se tratara.

Aún conmocionados por la brutalidad de los acontecimientos, la pareja de turistas, pese a que en los primeros momentos intentarán encontrar el motivo de tal comportamiento, pronto tendrán que comenzar una huida por su propia supervivencia. Por desgracia, esa huida no estará exenta de enfrentamientos contra los niños de Almanzora, siendo bastante difícil lograr ganar los mismos, ya que, ¿quien puede matar a un niño?.



Rodada con un ritmo pausado y tranquilo, y sobre todo con una primera media hora cercana al documental más que a otra cosa, es sin duda uno de los aciertos de la película. Y es que la luminosidad de las casas blancas, el sol de Andalucia, y sobre todo los rostros angelicales y sonrientes de los niños, hacen aún mas tenebroso y temible los acontecimientos de los que somos testigos, mucho más que los tópicos y lugares comunes vistos en tantas y tantas películas.

Es quizás la primera parte donde los espectadores menos habituados al cine de otra época (esta película tiene ya más de treinta años) pueden quizás sentirse algo aburridos, pero creo que es necesario comenzar así para después lograr la genial atmosfera en la ultima parte de la película, con un impresionante in crescendo.



Una ultima hora final simplemente espectacular convierten a esta película en una autentica maravilla, ayudada sobre todo por la brillante banda sonora de Waldo de los Ríos. Muchas son sin duda las escenas que se quedan marcadas en la retina, desde su final en la barca (recordando a cierta película mítica de zombies, que por cierto, no está mal considerar a estos niños como auténticos zombies), pasando por la piñata, aunque yo me quedo con el momento en que la actriz protagonista grita aquello de -"Me está matando!!".

Por cierto, la película en su versión original fue rodada con los actores principales (los turistas) hablando entre ellos en ingles, logrando una mayor sensación de desasosiego por la falta de comunicación con el resto de los personajes.
Por desgracia, la versión que casi siempre hemos visto en España es una en la que ambos hablan un perfecto español, lo que hace que además de perder encanto, algunos diálogos quedan bastantes ilógicos.
Si duda es mucho más recomendado verla en su versión original.



Deudora de algún titulo grande del cine, "¿Quien puede matar a un niño?" es una obra maestra, algo desconocida por España, que seguramente con un director con apellidos extranjeros estaría entre los clásicos del terror reconocida por todo el mundo.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 10
AMBIENTACIÓN: 10
DIRECCIÓN: 9
ACTORES: 7
MÚSICA: 10

MEDIA: 9.2

viernes, 5 de junio de 2009

David Carradine ha muerto



Leo en el blog amigo "La Abadia de Berzano" que David Carradine ha muerto ayer.
La verdad es que es muy duro ver como cada vez con más frecuencia personas a las que admiras nos dejan.
Siempre me quedará el recuerdo de sus últimos cinco pasos en Kill Bill.

Descanse en paz

Noticia ampliada.