sábado, 30 de mayo de 2009

martes, 26 de mayo de 2009

VAMPIROS (de John Carpenter)


Vampiros de John Carpenter (John Carpenter's Vampires)
1999
USA
DIRECTOR John Carpenter
REPARTO James Woods, Daniel Baldwin, Sheryl Lee, Thomas Ian Griffith, Maximilian Schell, Tim Guinee
GUIÓN Don Jakoby/John Carpenter (Novela: John Steakley)
MÚSICA John Carpenter
FOTOGRAFÍA Gary B. Kibbe






Durante varios cientos de años, la iglesia lleva una guerra en secreto contra los vampiros.
Para ello tienen en nomina a varios grupos de cazadores alrededor del mundo. Jack Crow es el jefe del grupo norteamericano.
Después de una "caza" rutinaria, los mercenarios disfrutan de un merecido descanso.
De repente, aparece Valek, un temible y casi invulnerable vampiro, que acaba con el grupo entero en apenas unos minutos, y al que Jack Crow solo puede detenerlo para ganar algo de tiempo y huir esperando a que amanezca, momento en el cual comenzará a buscarlo para acabar con él.



Violenta y casi rozando el gore por algunos momentos, se nos presenta esta versión del mito de los vampiros, presentada por el director J.Carpenter, de culto para algunos y bastante irregular para otros.
Y es que al realizador se le presentó la oportunidad de crear su propia visión de la leyenda, y no dudó en crear una obra bastante personal.

Rodada como si de un spaghetti western se tratara, la estrella no es ningún vampiro, la estrella es el cazador, el personaje al que James Woods se encarga de ponerle ironía y mal vocabulario en un papel bastante pasado de rosca, con mucho más tonos grises que blancos en su personalidad.
Definitivamente, un estilo de anti-heroe que pudimos ver a lo largo de la mayoría de los westerns europeos.
Además de su fiabilidad a la hora de hacer su trabajo, Jack Crow no duda en hacer cualquier cosa para lograr llevarlo a cabo, aunque eso sea golpear a gente inocente para sacarle información.



La visión de los vampiros que el director nos pone en la pantalla la verdad es que está bastante alejada de la que hemos podido ver en las ultimas películas, como el propio director explica en boca de su protagonista cuando dice que nos olvidemos de esos románticos vampiros de "las películas de la tele".
Son seres sin corazón que se dedican a matar para alimentarse.

Pese a que a lo largo de la historia se nos presenta el origen de los vampiros (con una "simpática" teoría, al suponer que la creación de los vampiros fue culpa de la propia iglesia) la verdad es que a J. Carpenter es lo que menos le importa.
Los vampiros son solo la excusa para que Jack Crow se luzca y no pare en su cruzada, llevándose para ello por delante a vampiros de forma brutal, que como no son humanos, pues se le puede hacer de todo, sin ningún cargo de conciencia.



Rodada en su mayoría en parajes desérticos de Mexico, con una fotografía polvorienta, y una banda sonora que por momentos recuerda a Leone, "Vampiros" conforma un buen homenaje a un par de géneros, una divertida y simpática película, con impactantes escenas de acción, con un acabado brillante que recuerda al cine de serie B, que pese a todo las propias limitaciones que el director se pone a la hora de preparar el guión definitivo hace que no se le pueda poner más nota para una obra que solo quiere ser un entretenimiento, tanto para el espectador como hasta para el propio Carpenter, pero que esconde mucho cariño a un cine menos reconocido por el gran publico, pero cine pese a todo.
Solo por eso se merece mi admiración, y ya que la peli la verdad es que pasó bastante desapercibida, es un buen momento para reivindicarla.




PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 6
AMBIENTACIÓN: 9
DIRECCIÓN: 8
ACTORES: 7
MÚSICA: 8

MEDIA: 7.6

martes, 19 de mayo de 2009

miércoles, 13 de mayo de 2009

martes, 5 de mayo de 2009

CREPÚSCULO


Crepúsculo (Twilight)
2008
USA
DIRECTOR Catherine Hardwicke
REPARTO Kristen Stewart, Robert Pattinson, Billy Burke, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Nikki Reed, Ashley Greene, Jackson Rathbone, Kellan Lutz, Cam Gigandet, Edi Gathegi, Rachelle Lefevre, Anna Kendrick, Taylor Lautner
GUIÓN Melissa Rosenberg (Historia: Stephenie Meyer)
MÚSICA Carter Burwell
FOTOGRAFÍA Elliot Davis


Bella Swan (Kristen Stewart) es una jovenzuela algo solitaria y deprimida.
Como su madre ha decidido irse de viaje con su nuevo marido, a la pobre Bella no le queda más remedio que irse a vivir con su padre, sheriff de un pequeño pueblo llamado Forks, en Washington.
Bella se siente bastante desplazada en su nuevo instituto, pero de repente conoce a un guapo y extraño muchacho, Edward Cullen (Robert Pattinson), y ambos comienzan a intimar.
Pero lo que nunca podría haber esperado Bella es que se iba a enamorar de un vampiro...



"Crepúsculo" es una saga de novelas que ha vendido una burrada en todo el mundo. Básicamente, su argumento es una mezcla entre "Bufy" y "Romeo y Julieta".
Un producto para adolescentes que nos habla sobre el amor imposible entre una humana y un vampiro. Como es normal en Holywood, era cuestión de tiempo que alguna avispada productora lograra los permisos para trasladar la historia a la pantalla, con vistas a lograr una saga que les mucho millones, pensando (con acierto) que ya tenían mucho marketing adelantado.
Como uno no se ha leído las novelas, voy a tratar la película sin tener en cuenta sus raíces en papel.



Si ya de por sí la idea básica tiene poquísima chicha, he de decir que la primera hora y media (si, 90 minutacos) se la toma la directora de forma "relajada" para contarnos la historia del amor entre los protagonistas.
Básicamente, es un "no vengas pa ca que te chupo la sangre" y un "voy palla, me fio de ti, no eres malo y molas mucho cuando brillas con el sol y jugando al beisbol".
Empalagosa, diálogos estúpidos, y aburrida hasta decir basta.
Vamos, que en esos interminables minutos uno desea ser un vampiro de verdad para poder chuparse la sangre y acabar ya con semejante tortura.
Cuando ya parece que la cosa se pone con algo de acción (aparece un vampiro malo de verdad que quiere matar a la humana amiga de los vampiros) aquello se resuelve con una pelea de lo más soso, y algo pobre, tanto en los medios como en la planificación de escenas.
Una autentica ridiculez.

Lo único bueno que se podría haber sacado del asunto (el hecho de intentar amar a un monstruo) se pierde ante la debilidad de los diálogos y la falta de emociones entre los personajes.
Puede ser que quizás la pareja de actores tenga la culpa, porque la verdad es que vaya demostración de abanico gestual.
Entre la cara de pena de ella y los ojos desorbitados de él, uno no sabe al cual odiar primero.



Pero bueno, supongo que este tipo de cine está dirigido hacía un grupo concreto, y seguramente les gustará. Pero a mi solo me ha dejado pensando que es una pena lo que están haciendo con el mito de los vampiros.

Y ya recuerdo que esto viene de cuatro novelas, y me pongo malo...

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 2
AMBIENTACIÓN: 3
DIRECCIÓN: 3
ACTORES: 3
MÚSICA: 5

MEDIA: 3.2

viernes, 1 de mayo de 2009