lunes, 3 de noviembre de 2008

EJECUCIÓN INMINENTE


Ejecución inminente (True Crime)
1999
USA
DIRECTOR Clint Eastwood
REPARTO Clint Eastwood, Isaiah Washington, James Woods, Denis Leary, Lisa Gay Hamilton, Diane Venora, Bernard Hill, Michael McKean, Michael Jeter, Mary McCormack
GUIÓN Larry Gross, Paul Brickman, Stephen Schiff (Novela: Andrew Klavan)
MÚSICA Lennie Niehaus
FOTOGRAFÍA Jack N. Green


Steve Everett (Clint Eastwood) es un reportero dedicado al periodismo de investigación que tiene más de un problema.
Es un alcohólico que sólo lleva sobrio desde hace dos meses y un mujeriego impenitente, pero es un excelente reportero.
Repentinamente se le asigna la última entrevista a un condenado a ejecución, por lo que de mala gana comienza a hacer algunas investigaciones sobre el caso, supuestamente rutinario.

Photobucket

Pero empieza a encontrar detalles del homicidio que no cuadran, por lo que intenta encontrar información para lograr que se suspenda la ejecución del condenado.
La tardía llegada de Everret al caso es una desventaja obvia.
Aún así, su implacable búsqueda de la verdad hace que continúe buscando pruebas aunque sólo tiene 12 horas para intentar salvar la vida de un hombre, y a la vez la suya propia.

Cuando ya en 1992 Clint Eastwood fue reconocido gracias a "Sin perdón" como lo que era, un gran director, ya a partir de esa fecha ya podría rodar películas mas serias, podemos decir, aunque por supuesto que su intención siempre fue esa, recordemos su debut con un thriller psicológico, pero claro, al principio le costó quitarse el corsé que el espectador le ponía a un cine hecho por él.

"Ejecución Inminente" es un cine de toda la vida, rodado de forma clásica y lineal, que ya por aquella época empezamos a ver cada vez menos.
Nada de efectos especiales, y casi sin acción (salvo una persecución final bastante reducida), es la historia de un hombre acabado, pero que es la única posibilidad de evitar un injusticia con un hombre de color, acusado de un asesinato que en ningún momento declara como verdadero.
Al personaje de Everett el asunto le "huele" mal, con lo cual decide investigarlo.

Photobucket

Everett, el protagonista de la película, como ya decía, es un reportero, marido y padre fracasado, hace años en la cresta de la ola, pero que los vicios lo tienen en un periódico de medio pelo.
Hace dos meses que ha logrado quitarse del alcohol, aunque él sabe que eso no es cierto, y de vez en cuando vuelve a beber.
Para colmo, es un mujeriego, y su mujer lo sabe.
Pese a todo, hay una cosa que Everett mantiene, y eso es su olfato, como él bien nos explica en un momento de la película.
Así que poco a poco empieza a investigar, solo para descubrir que el hombre al que están a punto de matar es inocente, pero por desgracia, en tan solo doce horas lo tiene muy difícil para demostrarlo.

Photobucket

Con unos diálogos ciertamente acertados (la ironía del propio Everett o de su jefe, interpretado por un gracioso James Wood, son de lo mejor), la frase sin duda de la película es cuando la mujer del condenado le recrimina a Everett que donde estaba él que sabe que es inocente hace seis años, cuando en el juicio fue acusado casi sin pruebas solo por el color de su piel.

Película muy cercana a obra maestra, quizás el fallo sin duda es un final feliz, aunque hay que reconocer que hubiera sido demasiado duro cualquier otro final.
De todas formas, el caso en si es secundario, lo que realmente más llama la atención de la cinta es el protagonista, un hombre que parece que intenta evitar su ejecución más que la de otra personal, ya que desea resolver el caso para demostrarse a si mismo que aún no está acabado.
Por cierto, atención a algunos secundarios, sobre todo a un mendigo delirante.
El gran Clint nos empezaba a enseñar de lo que iba a ser capaz unos años después.

Photobucket

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 8
AMBIENTACIÓN: 8
DIRECCIÓN: 9
ACTORES: 8
MÚSICA: 8

MEDIA: 8.2

1 comentario:

Anónimo dijo...

quieres saber el final de la pelicula