domingo, 16 de abril de 2017

JUANA DE ARCO



JUANA DE ARCO (1999)
FRANCIA
DIRECTOR: LUC BESSON
NOTA

Pelicula muy infravalorada, tanto en su momento de estreno como ahora.
Aparecída en muy mal año, 1999 (para mucha gente, todo lo anterior a 2010 no es digno de verse, y lo anterior al 2000 ni se le puede llamar cine), el paso del tiempo no ha logrado ponerla en el sitio que merece, al reves, aún más olvidada, y muchas veces citada como la peor en la filmografía de su director.

Contar la historia de Juana de Arco supongo que es un sueño humedo de la mayoría de los realizadores franceses, y tras el exito de su anterior película (El Quinto Elemeto), Besson tuvo la oportunidad cuando el proyecto, en el que ya estaba como productor, se quedo sin director, cosa que aprovechó y agarró la silla.

Dividida en tres capitulos o partes definidas, comienza con un colorido exagerado, y con una pequeña niña disfrutando de su inocente infancia y su creciente y naciente fé religiosa, aunque pronto el relato cambia cuando llegan los invasores ingleses a su poblado y matan y violan (por ese orden) a su hermana mayor, mientras ella lo ve todo desde el escondite que, minutos antes, la propia hermana le cedió para salvarla.
El segundo "capitulo" podría comenzar cuando recibe el "mando" de un ejercito, y vemos como son sus campañas militares, y sobre todo, los sucesos que en la corte la llevaron hasta su caida y su apresamiento por los aliados de los ingleses, traicionada por el propio Rey de Francia, hecho no demostrado por la historia, pero con muchas posibilidades de haber ocurrido.
Y en la parte final, presa, siendo juzgada como hereje, para terminar quemada en la hoguera en un juicio claramente dirigido por sus enemigos, los Ingleses.

Toda la primera parte es sencillamente genial, quizás con un metraje algo excesivo, pero el director no quiso o no pudo recortar.
La segunda, adolece de falta de presupuesto, sobre todo durante el intento del asalto a Paris, pero pese a eso, tiene una fotografía oscura, y refleja de una forma bastante siniestra como debieron de ser aquellas batallas en aquella oscura Europa.
La tercera, que en cambio se le nota que sí recibió mucha tijeras en el montaje final, tiene seguramente los mejores momentos de la película, esos en los que Juana discute con ese ser indefinido (puede ser Dios, el Diablo, o la propia conciencia de Juana) sobre toda su vida, y el verdadero motivo de su lucha.

500 años después, Juana fué santificada por la misma "Iglesia" que la había excomulgado.

Esperemos que no tengamos que esperar tanto tiempo para que esta película sea reconocida y valorada en su justa medida.



-Y entre tantas razones posibles para que esa espada estuviera allí, tú elegiste esta...

No hay comentarios: